¿Qué esperar en sus visitas al INTITUTO MEDICO CAPILAR AKARA?

Primera visita

Los objetivos de la consulta inicial son diagnosticar el origen y la magnitud de su pérdida de cabello y elaborar un plan de tratamiento integral.

Se reunirá directamente con un profesional del equipo del INSTITUTO MEDICO CAPILAR AKARA, quien realizará una evaluación pormenorizada de su historial médico, de su pérdida de cabello, y otros factores que puedan estar involucrados en su alopecia.

Es importante su preparación previa con información que será necesaria discutir con su médico, como son inicio y progresión en el tiempo de su pérdida de cabello, antecedentes familiares de pérdida de cabello masculina o femenina, inventario pormenorizado de medicamentos utilizados, así como tratamientos previos para la pérdida de cabello, incluidos los remedios de venta libre.

El examen físico implicará una revisión cuidadosa cuero cabelludo junto con la tricoscopia, un examen magnificado de su cabello. Tomaremos fotografías de su cuero cabelludo y cabello como parte de su registro médico para monitorizar la evolución durante el tratamiento. En ocasiones será necesario una biopsia del cuero cabelludo para dilucidar mejor la causa exacta de su pérdida de cabello. En dependencia de estos resultados podrá ser necesario su revisión por un dermatólogo.

La biopsia del cuero cabelludo es un procedimiento sencillo que implica bajo anestesia local, la extracción de un pequeño fragmento de cuero cabelludo en el que se incluyen un pequeño grupo de folículos pilosos. No necesita sutura para su cierre.

middle aged man with alopecia looking at mirror, hair loss concept

Parte imprescindible de esta evaluación es la solicitud de un conjunto de investigaciones de laboratorio para determinar las causas de la alopecia.

En la mayoría de las ocasiones la forma de presentación de la alopecia, el examen físico, del cuero cabelludo, la dermatoscopia y de la historia de la alopecia son suficientes para lograr un diagnóstico certero. En ocasiones contadas necesitaremos recibir los resultados de la biopsia y los estudios de laboratorio.

Una vez determinada la causa y el tipo de patrón alopécico presente, usted y su médico discutirán los objetivos alcanzables e identificarán las mejores opciones de tratamiento para lograr estos objetivos. Para algunas personas esto significara el manejo médico, para otras se indica la cirugía, y para muchos los mejores resultados se obtienen al combinar el tratamiento médico y quirúrgico. De manera habitual, el tratamiento médico se inicia primero y la respuesta al tratamiento se evalúa antes de realizar cualquier tratamiento quirúrgico.

El día de su cirugía

La cirugía de restauración capilar la realizamos con sedación oral y anestesia local o bloqueo de los nervios implicados. El tiempo quirúrgico será calculado por su cirujano, pero venga listo para pasar varias horas con nosotros.

La mañana de la cirugía, debe tomar un desayuno regular y sus medicamentos programados regularmente. Debe evitar aquella medicación que pueda interferir con los resultados del injerto capilar y que serán discutidas con usted previamente.

Use ropa cómoda y camisa con botones el día de la cirugía. Tendrá la posibilidad de tomar descansos por cortos periodos de tiempo durante el procedimiento para las necesidades de alimentos o baños según sea necesario.

La mañana de su cirugía tendrá la posibilidad de aclarar con su médico las dudas que le queden sobre el plan de tratamiento. Se diseñará la primera línea de implantación en el cuero cabelludo y se identificaran las áreas previamente planificadas para la implantación de las unidades foliculares. También conocerá al resto del personal quirúrgico, incluidas enfermeras y técnicos de trasplante capilar. Se tomarán las fotos de rigor.

Se le inyectará anestesia local para adormecer el área y una vez que el adormecimiento es efectivo no debe haber ningún dolor con la extracción de las unidades foliculares.

El procedimiento generalmente comienza con la extracción de las UF del área donante en la parte posterior y laterales del cuero cabelludo. Los folículos se extraen y son cuidadosamente preparados por los técnicos capilares bajo el microscopio mientras el cirujano adormece el área del cuero cabelludo para recibir los injertos. Luego, el cirujano hará pequeñas incisiones en el cuero cabelludo siguiendo lo planificado anteriormente con usted, en las que se insertarán los folículos pilosos.

Después del procedimiento, recibirá un kit para su tratamiento postoperatorio en el que se incluirán un spray para la hidratación regular del cuero cabelludo, un champú para el lavado. Se le prescribirán analgésicos y antinflamatorios. Organice con un familiar o amigo para llevarlo a casa y quedarse con usted durante el primer día después del procedimiento.

Durante su recuperación

Después de su procedimiento, tendrá algunas molestias en el cuero cabelludo que generalmente se controlará con la medicación recetada. El spray que se le dará en el kit, lo utilizará para rociar el cuero cabelludo con mucha frecuencia durante los primeros días después de su procedimiento. Esto es imprescindible para mantener los injertos húmedos y mejorar las posibilidades de supervivencia.

Tendrá algo de hinchazón en el cuero cabelludo después de la cirugía, por lo que se recomienda dormir con la cabeza elevada durante los primeros días para ayudar a aliviar esta hinchazón. Después de 24 horas, podrá lavar aplicando el champú en espuma, sin frotar, que dejara unos minutos y después retirará con agua utilizando un pequeño recipiente y lo dejara secar

Durante los días siguientes continuara utilizando regularmente el spray para mantener el cabello húmedo durante la fase de curación. Se recomienda una actividad ligera inmediatamente después del procedimiento, pero esto puede avanzar constantemente en las semanas posteriores a su cirugía.

Tendrá una visita de seguimiento con un miembro del equipo varios días después de su procedimiento para evaluar la salud de los nuevos injertos y del área donante. Se harán las recomendaciones de rigor, se prescribirá la medicación de lugar y se organizaran los tratamientos posteriores para garantizar el crecimiento de las UF como son el PRP, el Laser de Baja Intensidad, la terapia con exosomas, entre otros.

Es normal que los pelos trasplantados se caigan de dos a cuatro semanas después de la cirugía. No se alarme, esto es de esperar. Los nuevos pelos comenzarán a crecer de nuevo tres o cuatro meses después de su cirugía y continuarán creciendo durante los siguientes seis meses. Usted hará un seguimiento con su cirujano regularmente durante el primer año después de su cirugía para evaluar la respuesta.

CALENDARIO PARA LOS 12 MESES SIGUIENTES AL TRASPLANTE CAPILAR:

– De 2 a 3 días después del procedimiento

Los folículos implantados quedarán fijados con la fibrina (pegamento natural del cuerpo), liberada por el cuero cabelludo. La zona donante producirá costras a medida que cicatriza.

Durante este periodo es fundamental la hidratación de ambas zonas, la receptora (implantada) y la donante con suero fisiológico que se le ofreció como parte del kit.

 

– De la 1º a la 2º semanas del procedimiento

Los folículos sólo estarán plenamente seguros a partir del 8º día tras la intervención.

Normalmente, la zona donante cicatriza superficialmente en 2 semanas.

 

– De la 2º a la 6º semanas después del procedimiento

Los cabellos de las UF trasplantadas caerán en este periodo. Esta es la “fase de latencia” de los folículos trasplantados. Posteriormente los pelos de las UF trasplantadas volverán a crecer.

 

– De 3 a 4 meses después del procedimiento

Durante este periodo continua el crecimiento de los pelos de las UF trasplantadas. Al inicio este cabello será fino y suave.

 

– De 4-12 meses después del procecimiento

Continua el crecimiento del cabello y este se vuelve más grueso y mejora la densidad capilar.

 

– De 10 a 12 meses después del procedimiento

Alrededor del 10º mes, generalmente ya podrá ver un resultado muy parecido al definitivo.

A los 12 meses, el 90% de los cabellos trasplantados habrán alcanzado un crecimiento normal.

 

Es fundamental que usted nos visite o envíe imágenes de su evolución a los 3, 6, 9 y 12 meses.

Recordamos, que nuestro equipo médico está siempre a su disposición para resolver cualquier duda.